.

.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Oí el estruendo de unos latidos en la oscuridad. Era mi propio corazón. Me envolvían, me engullían mis propios latidos. (Haruki Murakami)









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...