.

.

martes, 30 de abril de 2013

Qué importa mi boca cerrada, ¡cuando piensas con el alma te oyen! (José Luis Sampedro)









1 comentario:

  1. Joder, qué intensidad la de la tercera imñagen. Con lo acostumbrados que nos tienes a imágenes de chicos relajados y tiernos, en posturas tranquilas y sin casi erecciones, de repente aparece ese tío guapísimo barbudo con la boca abierta y la lengua fuera relamiendo con todo su morbo y marraneo ese pedazo de rabo duro grande y erecto que suelta leche como un condenado ummmmmmm qué hambre de rabo me ha entrado.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...