.

.

viernes, 23 de noviembre de 2012

No hay testigo más terrible, ni acusador más severo, que la conciencia que habita en el corazón del ser humano. (Polibio)











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...