.

.

viernes, 10 de agosto de 2012

DIA-10








2 comentarios:

  1. Definitivamente hoy he dedicado el día a tu blog. Y es que por la mañana te puse un comentario en Dia 9 y todavía no había visto el Dia 10, que me regala una grata sorpresa. Y la grata sorpresa es la foto 3, en la cual aparece mi ponderado, deseado y siempre bienvenido Ross Hurston (el chico abierto de piernas todavía medio vestido -y con esos calcetines de ejecutivo que me ponen tan caliente que no sé si podré de terminar de escribir este comentario sin echar mano de la mano derecha- que se abandona al otro ofreciéndole toda su intimidad de macho). Soy fan de Ross desde hace mucho tiempo. Me fascina su físico, su actitud y su belleza, es un machote al cual le daría todo lo que me pidiera. Y, fíjate que curioso, lo que más me fascina de este muchachote es que siendo tan viril como es, teniendo la fuerza y el físico masculino que tiene, casi siempre actúa de pasivo y no tiene ningún tipo de prejuicio en actuar al dictado de sus deseos cuando un hombre de verdad lo posée y acaricia.
    Y es lo que a mí me pasa. No gusto de la pluma y el mariconéo petardo a nivel sexual, dejando por sentado que TODAS Y CADA UNA DE LAS OPCIONES que puede adoptar un hombre cuando se excita con otro son válidas a todos los niveles. Pero ese sentimiento que me invade cuando un macho bien seguro de su poder sobre mí toma la iniciativa y me calienta como a una verdadera guarra (puede que haya sonado fuerte, pero no sabía como expresarlo de otra forma) y me abandono a sus caricias, a sus deseos, a sus ganas de penetrar, a sus mimos y a sus ganas de pasarlo bien, haciéndo que mi lado más femenino, mis gemidos y mis ganas de satisfacerlo sean mucho más fuertes que mi vergüenza, es un sentimiento que solo conocemos los que gustamos de disfrutar de un hombre hecho, derecho y seguro de sus hormonas. Los que se quieran perder esta sensación, que se la pierdan.
    Pero ver la cara (guapísimo, además), de Ross cuando se abandona a la actitud que acabo de describir, es un lujo que solo un actor porno con la profesionalidad, el oficio y las ganas de hacerlo bien que él tiene puede ofrecer. Y lo que le debe de gustar... De modo que esta noche saldré de copas con mi chico y unos cuantos amigos más. Y no respondo de mis instintos. Ya te contaré. Y gracias por Ross.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo tampoco gusto de la pluma y el mariconeo petardo. En este post no sabria cual elegir, a veces me sorprendo yo mismo. Lo mejor es no reprimir los instintos, y disfrutar lo que el cuerpo pide en cada momento y en cada situación. Esta vida es demasiado corta como para ir descartando cosas... y como una frase que me llego mucho de la pelicula Carmina o revienta, "la vida es tan bonita, que parece de verdad" un abrazo Jon..

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...