.

.

sábado, 7 de enero de 2012

Nunca se debe mirar a una persona que duerme. Es como sí abriéramos una carta que no ha sido dirigida a nosotros.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...